Conozca Nuestra Historia

Sobre Este Espacio

La voz Tubanera abre un espacio para ir publicando algunos personajes que de una manera u otra hicieron historia en nuestro pueblo y que su vida es desconocida por las generaciones más jóvenes.

Nos referimos a esas personas cuyos nombres llevan calles, o instituciones, o aulas de las escuelas de nuestro municipio.

Desarrollaremos este espacio en la medida de lo posible, es decir, hasta donde podamos investigar con cierto grado de fiabilidad y mientras encontremos personas que nos puedan ofrecer las informaciones pertinentes.

Anteriores

Anteriores
Ernesto de los Angeles Vasquez

Manuel German

Amaury German Aristy

Rev. Camilo Boesman

Guillermo German Casado

Bertilio Canó Espejo

Eladio Reyes Calcaño

Francisca Angeles Angeles

Manuel Emilio Paniagua Villega

Juan Antonio Rodriguez

Victor Devers (Indio)

Manuela Vargas

viernes, febrero 6

Eladio Reyes Calcaño


Señor Eladio Reyes Calcaño

Eladio Reyes Calcaño era comandante de la Policía Nacional con asiento en Padre Las Casas en los difíciles momentos que atravesó el país y en especial Padre Las Casas cuando el Ciclón David y la tormenta Frederick azotaron nuestra zona.

El singular papel que desempeñó este comandante es digno de recordar y de ser tomado en cuenta, ya que gracias a él se salvaron muchas vidas.

Fue Eladio quien tuvo la iniciativa de días antes de que llegara el ciclón, y con la ayuda de las autoridades y la población, construir un muro de contención en la entrada de Villa Los Indios para proteger lo mas posible a la parte baja de la población del posible desbordamiento del Río Las Cuevas (como de hecho sucedió). Gracias a ese muro el río no penetró en la población.

Así mismo, Eladio hizo las gestiones de lugar para que los moradores de Villa Ocoa salieran del lugar antes de que azotara el ciclón. Lamentablemente no logró su cometido debido a la negativa de los mismos moradores de la zona a abandonar el lugar.

Después del ciclón y la tormenta, se mantuvo activo por varios meses en trabajos de reorganización del pueblo y abriendo los caminos hacia las comunidades de Guayabal, Monte Bonito, Las Lagunas, Bohechio, y poniendo e improvisando un puente en Ocoa para establecer la comunicación terrestre con Azua.

Es digno de mención el siguiente relato:

Después del Ciclón David (y como consecuencia de éste), un grupo de médicos que habían sido traídos en helicóptero desde la Capital para asistir a la comunidad de Guayabal estaban al otro lado del río sin poder cruzar. El grupo llevaba 10 días sin comer y tenían los pies destrozados.

El guía de los médicos, al ver al grupo dirigido por el comandante Eladio al otro lado, le lanzó un mensaje con una piedra pidiendo auxilio. Inmediatamente, con la ayuda de tubos y cuerdas, el comandante y tres de sus hombres se lanzaron a las embravecidas agua del Río Las Cuevas y las cruzaron, amararon a los médicos y lograron rescatarlos.

El mismo comandante casi pierde la vida cuando creyendo que ya el río daba paso trató de cruzarlo en su vehiculo y la corriente lo arrastro río abajo y fueron a parar cuando chocaron con un árbol. Gracias a ese choque, Eladio y sus acompañantes pudieron salvar la vida.

El comandante Eladio sirvió en nuestro pueblo por tres períodos. Fue tan querido por la comunidad que se quedó y procreó familia aquí.

No hay comentarios.: