Conozca Nuestra Historia

Sobre Este Espacio

La voz Tubanera abre un espacio para ir publicando algunos personajes que de una manera u otra hicieron historia en nuestro pueblo y que su vida es desconocida por las generaciones más jóvenes.

Nos referimos a esas personas cuyos nombres llevan calles, o instituciones, o aulas de las escuelas de nuestro municipio.

Desarrollaremos este espacio en la medida de lo posible, es decir, hasta donde podamos investigar con cierto grado de fiabilidad y mientras encontremos personas que nos puedan ofrecer las informaciones pertinentes.

Anteriores

Anteriores
Ernesto de los Angeles Vasquez

Manuel German

Amaury German Aristy

Rev. Camilo Boesman

Guillermo German Casado

Bertilio Canó Espejo

Eladio Reyes Calcaño

Francisca Angeles Angeles

Manuel Emilio Paniagua Villega

Juan Antonio Rodriguez

Victor Devers (Indio)

Manuela Vargas

jueves, agosto 6

Harold A. Kranick


Harold con su esposa e hijos

(to read this article in English scroll to the bottom of the page)

Llegó Harold (Hal) a República Dominicana y específicamente a Padre Las Casas siendo muy jóven, como miembro del Cuerpo de Paz. Para ese entonces este organismo era poco conocido en la población y sus miembros eran muy queridos y respetados y sobre todo porque eran americanos por lo cual llamaban mucho la atención pues no era frecuente ver americanos en el pueblo.

Se caracterizó Hal por su afinidad con los jóvenes, especialmente con los varones, con los cuales se llevaba muy bien, al grado de agrupar a 17 de ellos y fundar el primer grupo de Boyscout (muchachos exploradores) registrados a nivel nacional como el # de la Tropa 32. La tropa estaba divida en tres patrullas: El Águila, a la cual pertenecían Bolívar Arias y Carmelo Segura, el Elefante y los Tigres entre los cuales figuraban: Carmelo Cuello, Simón Obispo Merán (fallecido), Fellín Céspedes, Vidal Jiménez, Orlando Soto, Tomás Lebrón (el Padrino de la Bachata), Alexis Martínez (fallecido), Angelcito, Crecensio Segura (Chen), entre otros.

Nos dice Bolívar que siempre recuerda uno de los principios básicos que regían para los Scouts “cada boyscout debe realizar a lo mínimo una buena acción diaria” y que Hal se esmeraba por que así fuera.

Estos jóvenes se dedicaron a explorar gran parte de la Cordillera Central como es: Constanza, Los Fríos, el Tetero, Guayabal, entre otros lugares. En ese tiempo en particular incursionar por esos lugares era muy difícil porque apenas si existían caminos vecinales y los que habían estaban en muy mal estado, por lo que estas excursiones resultaban una proeza para los chicos.

No solo se dedicó Hal a trabajar con la juventud en el campo de las exploraciones sino que les enseñaba el idioma Ingles, y les inculcaba valores de respeto, moral, y sobre todo los estimulaba para los estudios. Ayudándoles al efecto con útiles escolares.
Carmelo Cuello nos cuenta que Hal le costeó sus estudios desde primaria hasta los universitarios. Pues siguió suministrándole lo necesario aun después de dejar Padre Las Casas. Todavía mantienen una estrecha comunicación y Hal invita a Carmelo y a su familia a vacacional en su casa. De hecho Harold, el hijo de Carmelo, va todos los años a casa de Hal de vacaciones invitado por este último.

Hal sintió gran apego por la gente de Padre Las Casas y en particular por los jóvenes, de manera que después que se fue a residir en Michigan se llevo como invitado a dos de ellos, Fellín y Vidal.

También fue Hal asesor de la Cooperativa Agropecuaria, primera de ese género que se fundo en este pueblo.

En su asignación en el Cuerpo de Paz en Padre Las Casas duro 6 años pues aunque solo por ley le correspondían 4 los jóvenes solicitaron al Cuerpo de Paz que lo dejara un tiempo más y le extendieron dos años y aunque los chicos solicitaron más tiempo ya no les fue concedido.

La generación de ese entonces recuerda a Hal con cariño y nostalgia entre ellos citamos a Bolívar Arias quien nos dice textualmente “Hal fue el voluntario del Cuerpo de Paz quien se hizo sentir más en la comunidad por sus acciones comunitarias especialmente con los jóvenes. Un hombre extraordinario excepcional en el sentido de que le gustaba ayudar a los demás sin esperar recompensa”.

Sigue diciendo Bolívar: “en la mesa de Hal siempre había menudo para los muchachos llevar a la escuela, cada uno tomaba de acuerdo a la necesidad. Nos enseñó valores de honradez y responsabilidad, organización y saber administrar el dinero. Se preocupaba de que siempre hiciéramos las tareas educativas y nos suministraba los útiles escolares”.

Hal consiguió un proyector de películas y junto con los muchachos proyectaban algunas películas en la población para recabar fondos para comprar útiles escolares para los mismos chicos.

Dice Carmelo que también agradecen a Hal el hecho de haberlos introducido a la civilización pues regularmente los llevaba a la capital a obtener las películas y paseos cosa muy rara para entonces ya que los pobres no conocían la ciudad y solo iban a esta por un caso de enfermedad grave.

Por la labor que desarrollo con los jóvenes de ese tiempo. Por inculcarles valores de moralidad, trabajo, respeto, tolerancia. Mantenerlos alejados de los vicios. Por su aporte en la educación de muchos de ellos. Hal es parte de nuestra historia.
¡blesss you!

Texto, Rosario Castillo
Fuentes, Carmelo Cuello y Bolívar Arias





Know Our History

A very young Harold (Hal) came to the Dominican Republic and specifically to Padre Las Casas as a member of the Peace Corps. Back then this organization was little known in the town and its members were very loved and respected mostly because they were Americans and therefore attracted considerable attention because it was rare to see Americans in the town.

Hal was characterized by its affinity with young people, especially men with whom he got along very well to the point of recruiting 17 and founding the first group of Boys Scouts, registered nationally as Troop 32. The troop was divided into three patrols: The Eagle, which Bolívar Arias Segura and Caramel belonged to, The Elephant and The Tigers which included: Carmelo Cuello, Simon Bishop Merán(deceased), Fellín Céspedes, Vidal Jimenez, Orlando Soto, Tomás Lebrón (“the Godfather of la Bachata”), Alexis Martinez (deceased), Angelcito, Crecensio Segura (Chen), among others. Bolívar says that he still remembers the basic principles governing the Scouts: "each Boy Scout must do a least one good deed daily" and that Hal strived to help them live that motto.

This group of Scouts belonged to San Juan de la Maguana. These young people were used to explore much of the Cordillera Central such as Constanza, Los Fríos, el Tetero, Guayabal, among other places. At that particular time by delving into these places was very difficult because there were hardly any roads and the few roads there were in very bad condition, so these trips were a true feat for kids.

Hal not only dedicated himself to working with the youth in the field of exploration, but also taught them English, and would instill in them values of respect, morals, and especially encouraged them in their studies. He even helped with school supplies for that purpose. Carmelo Cuello tells us that Hal paid for his (Carmelo’s) education from elementary school to college, providing whatever was necessary even after leaving Padre Las Casas. These two still maintain close communication and Hal invites Carmelo and his family to vacation at his home. In fact Carmelo’s son Harol visits Hal every year per the latter’s invitation. Hal felt very close to people in Padre Las Casas, in particular to young people, so after he relocated in Michigan he took Fellín and Vidal with him as guests.

Hal was also an advisor to the agricultural cooperative (Cooperativa Agropecuaria), the first of its kind to be founded in this town. Hal stayed in Padre Las Casas for six years as part of his assignment in the Peace Corps, although legally he could only stay for four years. The kids requested his assignment was extended and so he stayed for two more years. Further requests for the same were denied after the initial 2-year extension. The generation from that time remembers Hal with nostalgia and affection. Among them we can quote Bolívar Arias who says "Hal was the Peace Corps volunteer most loved in the community for his actions especially with young people. He was an extraordinary man unique in the sense that he liked to help others without expecting a reward".

Bolívar continues: "at Hal’s table there was always spare change for the boys to bring to school, each taking according to his own need. He taught us values like honesty and responsibility, organization and money management. He made sure that we did our educational chores, and provided us with school supplies".

Hal got a film projector and with the boys showed movies in the town to raise funds to buy school supplies for these kids. Carmelo says they also appreciate Hal for having introduced them to urban civilization as he regularly took them to the capital to get the movies and for walks. Trips to the capital were quite rare then and lower income kids did not know the city and only went there if any happened to be very ill.

For his development work with the youth of that time; for instilling values of good character, work, respect, and tolerance; for keeping them away from vices; for his contribution to the education of many of them, Hal is part of our history.

Bless you!

Text, Rosario Catillo
Source: Carmelo Cuello and Bolívar Arias
Translator, Fatima Calderón

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque su obra esta un poquito distante, fue bastante importante.
Eran los tiempos en que uno se lle
naba de gozo cuando le decian vamos
para el campo, para las lomas, eso
era lo ultimo, ademas recibir entrenamiento como Boy Scout le daba a uno una enseñanza para enfrentar retos y luchas en la vida. Ese señor fue y es una gran
persona, hay varios jovenes que
residen en los USA gracias a su ayu
da, ese es un amigo nuestro y aun
asi continua su generosidad ayudando a diversas personas en el
mundo; no solo por lo que de, pero
la bondad de la gente se mide por
la solidaridad con los demas, por
la cooperacion aun de enseñanza, de
apoyo moral y un cierto termino en
lo economico, el bueno no deja de
serlo, lo que uno es siempre va con
uno.
Bien merecido el homenaje!!
Este es un amigo nuestro, aun para
mi que no lo he tratado personal
mente, pero a veces hay referencias
que te hacen creer y confiar.
You are our friend, thanks a lot.

Hector German Martinez

Anónimo dijo...

Harold Kranick, ha sido una de la s personas que ha vivido en padre las casas, que solamente se puede comparar con el Padre Luis. Porque digo esto? , Hal como todos el pueblo lo conocia. hizo un esfuerzo sin reservas para que los ninos y jovenes en ese momento pudieran tener un desarrollo sano, de compomiso con la comunidad, por eso creo el cuerpo de boy scout.
En asunto escolares, no solamente cooperaba con utiles escolares y dinero como afirman:
Carmelo y Bolivar, sino que trataba de crear incentivos, para que los muchachos trataran de superarse en la escuela.

Yo creo que la fuente de este pequeno reportaje fue muy acertado, pero muy escueto, porque de las cosas importante que hizo el amigo Hal, en favor de nuestro pueblo podemos estar semanas escribiendo en este prestigioso medio.

Anónimo dijo...

se señor dejo buenos frutos en este pueblo.El testimonio lo dan los muchachos que se formaron bajo su tutela.
I remember him.

Anónimo dijo...

yo, creo que Harold kranick, debemos invitarlo ha visitar nuestro pueblo. para que siga orientando la juventud como lo hizo cuando vivia en Padre Las Casas, ya que tenemos un pueblo que los vicios y la falta de educacion familiar nos estan llevando por senderos equivocados.
necesitamos de una vez por toda, que nuestra juventud se oriente por rutas de bienestar y progreso. como lo sonaron los fundadores nuestra patria Duarte, sanchez y mella.

Anónimo dijo...

me acuerdo de ese nombre y creo que alli fue donde vi mi primera pelicula 1968..al pdre angel y el padre luis y hal fueron amigo de mi abuela manuela vargas quien en el taller de costura enseno mile de ninas y jovenes..